Teodoro Reding (1755-1809), suizo de nacimiento, pero malagueño y español de corazón. Los malagueños de su época, además de celebrar que su corregidor era el general que, al mando de las tropas españolas, había vencido en Bailén (1808) por primera vez a un Cuerpo de Ejército de Napoleón, lo consideraron su mejor gobernador; a pesar de que sólo pudo ejercer como máxima autoridad de Málaga durante dos años. Dos años de mandato, precedidos por sus acciones durante las epidemias de fiebre amarilla de 1803 y 1804, en los que llevó a cabo lo que otros no habían hecho en cincuenta, transformando Málaga y preparándola para el inicio de la Edad Contemporánea. Base fundamental y el mejor ejemplo en el que podían fijarse los posteriores gobiernos de la ciudad, y para quien nos gustaría que en no mucho también pudiera recibir el título de Hijo Adoptivo de Málaga.

La Asociación Histórico - Cultural "Teodoro Reding", compuesta por voluntarios de todas las edades, trabaja desde 2006 para poner en valor la Historia de Málaga y España de los siglos XVIII y XIX.Después de años divulgándola a través de la recreación histórica, nos hemos propuesta una nueva meta ilusionante: erigir un monumento en honor de quién hizo tanto bueno por Málaga, para que perdure así en el tiempo y sirva de ejemplo a generaciones presentes y futuras.

Es difícil, pero no imposible. Por eso, para conseguirlo, pedimos a todos los malagueños y foráneos que quieran y puedan, que colaboren con nosotros para hacer realidad este recuerdo de parte de nuestro glorioso pasado.

Tú también puedes hacer tu aportación, por pequeña que sea, en esta cuenta: ES42 2103 0273 0600 3000 8161 (Unicaja)